Guillermo Saavedra nació en Buenos Aires (Argentina), el 7 de octubre de 1960. Publicó los libros de poesía Caracol (Último Reino, 1989), Tentativas sobre Cage (La Marca, 1995) y El velador (Bajo La Luna Nueva, 1998). Es también autor de los libros de poesía para niños Pancitas argentinas (Alfaguara, 2000) y Cenicienta no escarmienta (Alfaguara, 2003); de un libro de entrevistas con narradores argentinos: La curiosidad impertinente (Beatriz Viterbo, 1993); y de varias antologías: Cuentos de historia argentina (Alfaguara, 1998), La pena del aire (poemas de Ricardo E. Molinari, Mondadori, 2000), Cuentos escogidos de Andrés Rivera (Alfaguara, 2000), Mi cuento favorito (Alfaguara, 2000), Cuentos de escritoras argentinas (Alfaguara, 2001) y cuatro antologías de la serie Vamos a leer publicadas por la Secretaría de Cultura de la Nación (2001). Poemas suyos fueron publicados en diversos medios de prensa y figuran en varias antologías de la Argentina y el extranjero. En 2001, obtuvo una beca de la John Guggenheim Memorial Foundation para la elaboración de un libro de poesía aún en preparación: Desocupado. Desde 1997, conduce el programa radial El Banquete.


 

La voz inútil,
(poemas 1980-2003)
de Guillermo Saavedra

160 páginas/ poesía
isbn: 950-99929-6-8

Qué se dijo sobre este libro

La forma es el silencio.
Lo que suena,
su búsqueda celosa.
No hay manera
de darle consistencia a esa sospecha
absurda y resistente.
Siempre queda

pendiente algún aspecto del problema:
¿persigues una forma en tu poema
o no encuentras tu estilo?
Tanto aprieta
el pie como el zapato a quien lo lleva.


Este volumen reúne veintitrés años de esa "búsqueda celosa" en la que Guillermo Saavedra no ha cejado, comprometido a descubrir el punto de inflexión entre el silencio ­con su belleza hermética, acabada­ y la palabra ­ abierta en abanico de inquisitiva atención, rehaciéndose a sí misma. El poeta, clavadista temerario, se zambulle en las profundidades de la lengua y su airoso hallazgo emerge a la superficie como un compendio de tesoros inéditos: el brillo suntuoso de la imagen; el oro burilado de antiguas tradiciones, renovadas o descubiertas por la respiración del verso vivo; el diario de los días y el ahora de las horas; el instante que pasa y no termina ("quien predica el objeto lo eterniza./ La manzana que escribo no agoniza"), la música, una vez más, del verso vivo.

 

foreign rights

Copyright © BAJOLALUNA 2013Todos los derechos reservados