Wystan Hugh Auden, uno de los más grandes poetas del siglo XX, nació en York, Inglaterra, el 21 de febrero de 1907. Tuvo una buena educación elemental y media, y cursó estudios universitarios en Oxford. Publicó varios libros de poemas entre los que se destacan: Poems, The Orators, Another Time, For the Time Being, The Age of Anxiety, The Shield of Achilles. Recibió, entre otros, los premios Pulitzer y Bollingen. Murió en Viena en 1973.

Chester Kallman nació en Nueva York en 1921 y murió en 1975,
más o menos un año después del fallecimiento de Wystan Hugh Auden.
Publicó los libros de poesía Elegy, Storm at Castle Franco y Absent and Present. Escribió varios libretos de ópera en colaboración con Auden.

 

La carrera del libertino
(Libreto de la ópera en tres actos de Igor Stravinsky)
W. H Auden - Ch. Kallman

Traducción: Mirta Rosenberg y Jaime Arrambide
160 páginas/Versión bilingüe
isbn: 987-9108-11-6
$33

Qué se dijo sobre este libro

 

En 1947, Stravinsky, que deseaba componer una ópera con libreto en inglés, su lengua adoptiva, llamó a New York, por recomendación de Aldous Huxley, al poeta Wystan Hugh Auden. El compositor quería que su ópera se basara en una serie de grabados, La carrera del libertino, que el artista inglés William Hogarth había realizado en la década de 1730.
La fructífera colaboración que iniciaron Auden y Stravinsky ­y en la que Auden integró también a su pareja de toda la vida, Chester Kallman, fanático de la ópera­ se convirtió, en sólo cuatro meses, en una nueva versión del mito de Fausto ambientada en la Inglaterra del siglo XVIII: la historia de Tom Rakewell, un joven tentado por el sombrío Shadow quien, en procura de robarle el alma, lo aleja, a través de una serie de artimañas, de la pureza de su prometida Anne y lo interna en un mundo oscuro y decadente en el que abundan la lujuria y la codicia.
En esta obra, el poeta deja constancia inequívoca de su estilo en la creación de personajes memorables como Baba la Turca o Mother Goose, y en la fuerte impronta de moral cristiana ­coincidente con la recuperación del sentimiento religioso de Auden­ que flota entre líneas. Sin embargo, la marca más importante que Auden imprimió a La carrera del libertino es aquella que justifica con creces la recomendación inicial de Huxley: su extraordinaria pericia verbal, su dominio de la rima en todas las variantes, y su certera habilidad combinatoria que hacen del libreto un texto exquisito de calidad única.

 Ver anticipo en pdf

 

foreign rights

 

© bajo la luna, 2008